<BOTAS, SOMBRERO, Y UNA CHAQUETA: MUROS RADIANTES, CON TIERRA Y CAL

La resistencia de la vivienda a la intemperie viene siempre marcada por esta combinación de botas y sombrero. Y en la casa MandM [o] ya estaba todo resuelto. Pero analizamos las características del suelo radiante, que tanto nos han hecho creer que es lo más eficaz, pero no hay que dar nada por sentado. Investigando encontramos que el muro radiantes es mucho más saludable, funciona a baja temperatura (unos 40º), permitiendo que sea el agua calentada en los paneles solares térmicos la que circule por ellos, y además sirve para varias estancias, ya que utiliza la inercia del ladrillo y revierte a ambas caras de la pared, incluyendo el porche exterior!. En verano el sistema es reversible permitiendo la introducción de agua fría para absorber el calor del ambiente, siendo así un sistema mixto que simula el que se da en las bodegas. Pero el mayor beneficio es que no existen corrientes de agua circulando debajo nuestra camas como con el suelo radiante.

 

En este caso, hemos recubierto los tubos con arcilla del lugar y pintado con pintura a la cal, que carbonata y deja un blanco espectacular en las paredes. Con esta misma cal hemos pintado la piedra, como una reminiscencia a lo preexistente, y protegido en las zonas de circulación.