Más q puede, debe. Tenemos ser conscientes de los cambios q supone todo esto. VIVIR EN CASA SANA física y emocionalmente: q tenga todas las condiciones de iluminación, ventilación, confort térmico, … pero además que la distribución nos aporte CALMA y armonía, colores, vegetación, DISEÑO, orden… acorde con nuestra forma de ser, y además USO DE MATERIALES QUE RESPETEN NUESTRA SALUD. 

  • ¿Qué puede cambiar?

Puede cambiar que nos demos cuenta de la cantidad de tóxicos que tenemos en las viviendas y que la calidad del aire que respiramos dentro de ellas nos va dañando lentamente. Nos tienen asustados con el bicho ahí fuera, pero tenemos quizá más agresión dentro!, entre radiaciones, tóxicos, y saturación de objetos e información, que también forma parte de la energía que nos enferma.

En España tenemos una herencia muy clásica en la forma de habitar pero es hora de repensar nuestras viviendas, ahora que estamos más tiempo y somos más conscientes de que necesitamos un hogar, por nuestra salud física y mental.

—— Antes las casas eran un sitio donde dormir, estas semanas las hemos utilizado mucho más, ¿tendrá esto un impacto en lo que más se valora en un hogar?

Se tendrá que repensar las viviendas desde tres puntos de vista fundamentales. 

  1. Desde la flexibilidad: que puedan ser viviendas PRODUCTIVAS, viviendas como ENTORNOS DE JUEGO, viviendas de APRENDIZAJE y 
    1. Desde la SALUD: viviendas que nos respalden EMOCIONALMENTE, nos den calma y armonía, y viviendas que nos den salud, que estén libres de tóxicos, de compuestos 
    1. Desde el ECOSISTEMA: siendo consciente de los consumos y de  la capacidad de vivir con autosuficiencia. Han subido los consumos de electricidad y calefacción,.. porque no nos ha preocupado hasta ahora el consumo de las viviendas, pero una casa mejor aislada, donde el comportamiento bioclimático (básicamente la apertura de huecos y su protección, según la orientación, que es algo modificable) . Y que podamos generar en la medida de los posible nuestra energía, reciclar aguas, tener un huerto, aunque sea pequeño, que tengamos conciencia de los objetos que tenemos, minimicemos el consumismo y maximicemos la economía circular.
  • Además del tamaño, ¿qué tiene que tener un ambiente para que sea acogedor?

Es mucho más importante la arquitectura invisible que la visible. El tamaño importa, pero es mucho más importante que la vivienda nos cuide física y emocionalmente. 

Emocionalmente: que nos aporte calma y armonía, con su diseño, su color, su luz y sus plantas, con sentir que podemos jugar, trabajar, relacionarnos con armonía, estudiar, y liberarnos de la carga energética del exceso de información. La arquitectura invisible, las cargas energéticas y geopatías son fundamentales para nuestra salud mental. Sentir que la casa nos acoge, nos abraza, nos sirve y no nos limita, nos aporta orden y belleza. Un hogar en armonía, iluminado, limpio y bello, con los detalles cuidados, ordenado, da mucha estabilidad mental. Animales y plantas armonizan mucho el espacio. El diseño es un gran armonizador espacial. 

Físicamente:  que  transpire y esté libre de tóxicos, que cuide: 

  1. nuestro sistema respiratorio, que no tenga materiales tóxicos que desprendan covs (que no covid) Compuestos Orgánicos Voláticles, que hay en plásticos, pinturas plásticas y barnices (que tienen formaldehidos)
    1. nuestro sistema inmunológico, viendo si nuestra zona de descanso está sobre una geopatía, (detectable por geobiología) o radiaciones y electropatías de nuestros sistemas electrónicos que nos afectan tanto.
    1. Nuestro sistema hormonal, que depende de los disruptores endocrinos de la alimentación y productos de limpieza
  • ¿Son los metros cuadrados lo que más marca para estar cómoda en una casa?

En definitiva, no. Tengo una vivienda en Madrid de 12m2, que es super cómoda por la flexibilidad con la que se ha pensado a través del diseño, muebles que se metamorfosean para cambiar de forma tamaño y disposición según el uso específico en cada momento. Es la casa Bionsai, pequeña pero bio y ecológica. Sana, física y emocionalmente, de diseño, con luz, ventilación y plantas.